Lecciones de seducción

Lecciones de seducción - Emma Wildes Ya había leído “Una apuesta indecente” de esta autora, así que me atreví con éste, y no me ha decepcionado en absoluto, es más, me ha sorprendido por su originalidad y por los giros que toma la historia. Son dos historias paralelas, que a veces se cruzan pero luego toman caminos diferentes. Una de ellas es la de Brianna, esposa del duque de Rolthven, que está enamorada de su marido desde que se conocieron, pero siente que falta algo en su matrimonio y cree que su relación podría mejorar pero no sabe cómo conseguirlo. Por eso, la recatada e inocente Brianna no duda en comprar aquel libro que encontró por casualidad en una tienda cualquiera, escrito por una de las cortesanas más famosas y experimentadas que se han conocido, y decide llevar a cabo los consejos de ésta... con la sorpresa de que funcionan.

Así comienza la seducción, Brianna quiere tentar y provocar a Colt para ganarse su corazón, y éste se queda escandalizado por las indecentes ideas de su esposa y el cambio en su forma de ser, en su carácter, aunque también es cierto que ese cambio le satisface mucho, pero poco a poco las sospechas acuden a perturbar su paz de espíritu y el orden en su vida.

La otra historia es la de Robert Nortfield, el tercero de los hermanos Rolthven, y Rebecca Marston, amiga de Brianna. Esta historia es más típica, él es un libertino, un maestro en el arte de la seducción, y ella es una joven casadera que bebe los vientos por él, aunque tiene absoluta certeza de que Robert no recuerda ni su nombre. Pero, a medida que avanza la trama, nos damos cuenta de que esta historia no es tan típica como parecía a primera vista, sobre todo cuando llega Damien, el segundo hermano, y se propone ayudarla para lograr que se case con Robert, y cuando ella misma toma las riendas de la situación, dándole la vuelta a la tortilla, seduciendo al seductor, ya que comienza a leer los consejos de lady R.

Me gusta mucho el estilo de esta autora, es directo, original, ameno, divertido y pícaro, con diálogos ingeniosos y con unos giros a veces inesperados, a veces perversos... Emma Wildes sabe perfilar sus personajes con pocas palabras pero de forma muy certera, magníficamente, sus actos y los diálogos nos permiten conocerles muy bien. Son personajes coherentes, fuertes y que no se andan con sensiblerías, sino que actúan tal como corresponde a su estatus social y su carácter, eso en un principio, porque más tarde todos ellos pasan de ser simples estereotipos a cobrar vida propia, y pronto congeniamos con ellos. La autora alterna el punto de vista de cada personaje, así que en cada situación podemos conocer tanto los sentimientos de ella como los de él. Los de Brianna y Colt o los de Rebecca y Robert.

Esta historia me ha resultado curiosa por varios motivos. Primero, al principio de cada capítulo se incluye algún consejo o reflexión de lady R, lo que me ha permitido meterme más en la historia, al saber con cierta proximidad el carácter de esta cortesana y el tipo de libro que están leyendo, porque son varias las manos por las que pasa este libro. No pude evitar pasar las hojas con una sonrisa permanente en la cara, sobre todo en las situaciones subiditas de tono y en los consejos de lady R.

Segundo, me ha chocado mucho que la historia de Brianna y Colt comenzase estando éstos ya casados, y con una rutina y forma de vida de la nobleza de la época más fiel que la de la mayoría de las novelas románticas... eso lo dejaré en el aire para que descubráis a qué me refiero. Y tercero, la historia que parecía tan típica ha ido cobrando fuerza a lo largo de las páginas, hasta que, como he dicho antes, ya no lo era tanto. Digamos que la supo “remontar”.

Emma Wildes escribe novelas fáciles de leer, bien desarrolladas y muy entretenidas. La recomiendo para pasar un buen rato.