Cuando éramos invencibles

Cuando éramos invencibles - Jesús Ángel Rojo Pinilla Me gusta, me gusta mucho el contenido. Pero es muy mal escritor.



Me gusta Ferrer-Dalmau pero sobre todo me gusta leer sobre las gestas españolas en una Historia enterrada bajo el pesimismo, el exceso de autocrítica y esa absurda admiración hacia otras naciones despreciando la propia y, por supuesto, la Leyenda Negra.

Muchas de estos logros bélicos ni siquiera se mencionaban en mis libros del colegio. Fue precisamente unos años después cuando empecé realmente a preguntarme: "¿Cómo es posible que ese Imperio Español, que se supone que estaba en decadencia absoluta, durase 4 siglos?". ¿Tan inútiles éramos? ¿Tanto nos saqueaban los piratas ingleses? ¿Realmente la Armada Invencible fue el principio del fin? ¿Tan inocuos nos consideraban que no aparecemos ni como amenaza y ni siquiera como vecino en ninguna película histórica americana? ¿Por qué los indios montaban tan bien a caballo en esas películas del Oeste? ¿Por qué no se mencionan a los tercios españoles que supuestamente eran el terror de Europa? ¿Por qué siendo el primer Imperio global de la Historia somos tan despreciados cuando Grecia o Roma están tan encumbradas? ¿Por qué no se reconoce el papel tan importante que tuvo España en la Historia mundial?

Ahí fue cuando me metí de lleno a "investigar". Libros como [b:Lo que el mundo le debe a España|25340035|Lo que el mundo le debe a España|Luis Suárez|https://d.gr-assets.com/books/1428754129s/25340035.jpg|45077467], [b:La leyenda negra|24331152|La leyenda negra (Historia)|Julian Juderias|https://d.gr-assets.com/books/1420591632s/24331152.jpg|43910241] y [b:Tree of Hate: Propaganda and Prejudices Affecting United States Relations with the Hispanic World|2710441|Tree of Hate Propaganda and Prejudices Affecting United States Relations with the Hispanic World|Philip Wayne Powell|https://d.gr-assets.com/books/1241593937s/2710441.jpg|2735936] me permitieron dar nombre a ese concepto que yo sentía de que España estaba siendo completamente ignorada, cuando no desestimada. Desde ahí hasta seguir diversas páginas de Facebook sobre la Hispanidad en general y España en particular. Si todos estos logros hubieran sido británicos, hace tiempo que hubieran hecho 50 películas de Blas de Lezo. Pero Blas de Lezo no era británico ni americano. Los anglosajones ganaron la batalla de la propaganda.

En parte es culpa nuestra.

Las batallas incluidas en este libro están ordenadas de manera cronológica, aunque algunos capítulos se encuentran entrelazados en el tiempo. Son 36 capítulos cortos de unas 3-4 páginas cada uno. En las actualizaciones/updates del libro he subido algunas pinturas. Son las victorias españolas desde las Navas de Tolosa hasta la derrota de Nelson en Tenerife, a partir de lo cual se incluye el legado en EEUU, la destrucción del mismo en Filipinas y en la propia España, así como éxitos logísticos como el Camino Español o el Galeón de Manila. Me hubiera gustado que se incluyese alguna referencia posterior, a pesar de que la decadencia y las revueltas internas hasta llegar a la Guerra Civil y la dictadura de Franco pueden dejar el optimismo por los suelos. Quizá leer sobre la Nueve en la liberación de París o sobre los Casos Azules en Rusia hubiera alimentado un poco nuestra autoestima en unos tiempos en que parece que la huella hispana definitivamente se borró. Aunque mirándolo en retrospectiva, fue un acierto mantenernos al margen en las dos guerras mundiales.

Como dijo Bismark:

"Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido."


¿Qué seríamos capaces de hacer si nos pusiésemos de acuerdo y mirásemos en una misma dirección?

Pero estoy decepcionada. Me encanta el contenido, pero la forma deja mucho que desear. No sólo hubiera hecho falta un buen corrector, porque hay fallos en la puntuación y algunas frases no son gramaticalmente correctas, sino también un buen narrador, ya que los textos no están ni bien hilados, ni bien redactados. Al contrario, inducen a confusión y con frecuencia es necesaria la re-lectura de párrafos enteros. También hay erratas y faltas de concordancia entre sustantivo y adjetivo o determinante, fallos que sólo cometería un niño de primaria. Me cuesta creer que el autor sea, primero periodista, segundo director de un periódico. He llegado a un punto en que puedo apreciar la calidad de un libro en inglés, y puedo afirmar a ciencia cierta que entiendo mucho mejor dichos textos que ésta enumeración de eventos de la Historia Española, que por cierto, en general tienen la ventaja de no tener mucha relación entre sí. En resumen, la escritura en sí misma va tirando a mala y me hace echar de menos a autores de la talla de Isabel Allende, por poner un ejemplo. Es una auténtica pena, porque la edición en papel es realmente bonita.

Si yo fuera la editorial, cogería la idea y se la ofrecería a otro para que la re-escribiese.

Aún así, lo recomiendo pero siempre avisando de la calidad de la escritura. No quiero crear falsas expectativas. Lo que no recomiendo tanto es gastarse 18 euros en esto, a no ser que realmente aprecies las imágenes de Augusto Ferrer-Dalmau, el cual es un verdadero artista.

Otras cosillas interesantes:

Quién Descubrió Qué
Victorias Españolas Contra los Ingleses - Parte 1
Victorias Españolas Contra los Ingleses - Parte 2
Victorias Españolas Contra Todos
EEUU le Debe Todo a España